Monumentos históricos

Iglesia de la Vera Cruz

La Parroquia Vera Cruz de Aveiro fue creada el 10 de julio de 1572, al dividir la parroquia original de São Miguel de Aveiro en cuatro parroquias diferentes. Actualmente es una de las dos parroquias correspondientes al núcleo central de la ciudad de Aveiro, anexando, mediante permiso del 11 de octubre de 1835, la antigua parroquia de Nossa Senhora da Presentation de Aveiro.

Su iglesia parroquial es hoy la Iglesia de Nossa Senhora da Presentation en Aveiro, una vez una iglesia parroquial en la extinta parroquia de Nossa Senhora da Presentation en Aveiro.

Tiene cinco capillas más adscritas a su jurisdicción, a saber: la Capilla de São Gonçalo de Aveiro, en Bairro da Beira-Mar; la Capilla de Nossa Senhora da Febres, también llamada São Roque de Aveiro, junto al canal São Roque; Capilla de Nossa Senhora da Alegria, también conocida como São Sebastião, antigua sede de la milenaria Hermandad de Marineros y Pescadores de Santa Maria de Sá; y la Capilla del Señor Jesús del Barroco.

Cuenta con Centro Social Parroquial Veracruz, en un edificio anexo a la iglesia parroquial, constituido el 1 de febrero de 1972. Tiene la institución de Patrimonio de los Pobres, constituida el 11 de marzo de 1969. Cuenta con el grupo Scout 283, teniendo como Santo Patrón Gonçalo.

La parroquia de Veracruz, después de la división parroquial de 1572, perteneció entonces al territorio entre el Ponte das Almas, en el canal central, Rua Larga y Rua do Vento hasta el final, la ría, el arroyo de las Barrocas, el lugar de Sá y aún parte de los parajes de Forca, Presa y Quinta do Gato, continuando el límite por el canal del Côjo hasta dicho puente de las Almas. De esta manera, las parroquias de Nossa Senhora da Presentation quedaron delimitadas al oeste, Esgueira al norte y São Miguel al sur. Sin embargo, en el fuero judicial, casi todo el lugar de Sá pertenecía a Ílhavo.

Iglesias correspondientes a la anterior parroquia de Vera Cruz de Aveiro en el siglo XVIII

Fuente: IGC - Fragmento del mapa “Plan de la ciudad de Aveiro” 1780-81 (IGP, nº390)

Su primitiva iglesia parroquial, ubicada en el Largo de Maia Magalhães, popularmente llamado "Largo da Vera Cruz", se estaba construyendo en 1576 y aún en 1600. A finales del siglo XIX, dado su avanzado estado de ruina, el edificio terminó por ser demolido. , en cumplimiento de la decisión de diciembre de 1876, con el fin de construir un nuevo templo en su lugar, el cual, habiendo parado sus obras por falta de recursos económicos, vio sus muros, ya a la altura del ciprés, en 1945 por la municipalidad camartelo. Sin embargo, la sede parroquial, la administración de los sacramentos y el servicio litúrgico se habían trasladado provisionalmente, mientras duraban las obras, a la vecina iglesia de Nossa Senhora da Presentation. Desde entonces, hasta el día de hoy, la sede parroquial ha permanecido en la iglesia parroquial de Nossa Senhora da Presentation, actualmente la única de la ciudad de Aveiro que ha escapado de la demolición total.

Según la descripción de Rangel de Quadros, la iglesia parroquial de Veracruz demolida era vasta y de tres naves, formadas con cinco arcos a cada lado, similares a los de Salreu y Angeja. El techo del presbiterio, que continuaba hasta la sacristía detrás de él, se desarrolló en bóveda de piedra caliza en artesonado, y se enriqueció con remates y figuras alegóricas, en la misma piedra, de las que ahora hay algunas piezas en el Museo de Aveiro. Apoyadas en las columnas sobre las que descansaba el arco transversal, se encontraban, sobre pedestales, dos estatuas de los Apóstoles São Pedro y São Paulo, que hoy existen también en el mencionado Museo. Este arco estaba adornado con una hermosa cenefa dorada con remates, ejecutada en 1846, que, tras la demolición del templo, fue vendida a la iglesia parroquial de Salreu. El retablo mayor, que ya no era el original, fue trasladado a la iglesia parroquial de Nossa Senhora da Glória, antiguo convento de São Domingos de Aveiro, donde se encuentra. Además del retablo mayor, el templo contaba con los siguientes retablos: junto al arco transversal, el altar del Señor del Rosario o el Señor Jesús del Bendito y el altar de Nuestra Señora de la Luz; en el cuerpo de la iglesia, el altar de las Almas o de Nossa Senhora dos Anjos, al que correspondía, en el lado opuesto, la capilla y el altar del Santísimo Sacramento.

Al anexionarse la parroquia de Nossa Senhora da Presentation en Aveiro, en 1835, también pertenecía al territorio comprendido entre el Canal Central de la ría y toda la zona marina, que hoy llamamos Bairro da Beira-Mar, adjuntando también el territorio de Playa de São Jacinto. La mayoría de los pescadores, marineros y salineros de Aveiro, trabajadores marineros, vivían en esta península extramuros de la entonces fortificada Vila, un suburbio que pasó a llamarse Vila-Nova de Aveiro. Este lugar, ubicado al norte de la extensión de Esteiro da Ribeira y Côjo, hoy Rossio de Aveiro, tenía como eje principal la calle longitudinal, que unía la parroquia de Nossa Senhora da Presentation a la parroquia de Vera Cruz desde el final de este península hasta el lugar denominado Sá, límite fronterizo con el pueblo de Esgueira.

Esta calle, que originalmente se llamó Rua Torta, compuesta por cuatro calles, calles de orfebrería, calle São Paulo, calle Carmo y calle Sá, pasó a llamarse con el tiempo Rua da Vila Nova, Rua da Vera Cruz y actualmente Rua de Manuel Firmino.

Ya en un documento que enumera las propiedades que tenía el Monasterio de Santa Cruz [2] de Coimbra en Aveiro, de 1431, aparece la toponimia distintiva de las propiedades en billa noua da par daueiro, de las propiedades en el logo, para esta región. extrovertido. y propiedades en. fuera de ahora la sancta cruz. También en la documentación perteneciente a la antigua Cofradía de Pescadores de Santa María de Sá, en su libro Tombo parcialmente transcrito por Marques Gomes [3], encontramos la referencia de Vila Nova de Aveiro, en un documento de 1441. En esta documentación comprobamos conflictos que se remontan al menos a principios de siglo. XV, entre la gente del municipio (del pueblo amurallado) y los de Vila Nova (mayoritariamente pescadores, residentes extramuros), por disputas relacionadas principalmente con la comercialización del pescado [4].

[1] NEVES, Francisco Ferreira - La Cofradía de pescadores y marineros de Aveiro (1200-1855), ADA, vol. 39, 156 (1973), págs. 242-243 [2] en Milenário de Aveiro - Colección de Documentos Históricos I - 959 a 1516, Aveiro, Ed. Ayuntamiento de Aveiro, 1959. p. 170 [3] GOMES, António Marques - Subvenciones para la Historia de Aveiro, Aveiro, 1899. p.24-25 [4] en Milenário de Aveiro - Colección de Documentos Históricos I - 959 a 1516, Aveiro, Ed. Câmara Municipal de Aveiro, 1959. pág. 163

Somos un negocio operado y de propiedad familiar.